DOCUMENTARY PHOTOGRAPHY

Captar emociones y experiencias

¡Hola!

Soy Raúl y soy fotógrafo de bodas. Empezé a dedicarme a la fotografía cuando me di cuenta de que era lo que más me gustaba. Siempre me gustó la fotografía, sin embargo, no continué con la tradición familiar y seguí mis pasos por otro camino hasta que, al finalizar mi carrera, me di cuenta que mi pasión era esta. La fotografía.

Realizo fotografía de bodas porque me atrae mucho captar las emociones y sentimientos, o lo que es lo mismo, hacer una fotografía viva. 

Básicamente, realizo bodas en Cádiz aunque también he realizado trabajos en el resto de España y Europa. Así he tenido la oportunidad de conocer lugares diferentes y personas de otras culturas.

Me atraía mucho hacer cosas diferentes y que me gustasen. Ofrecer una visión personal y original que sorprendiera, arriesgarme para obtener unos resultados que ni yo mismo pudiera concebir previamente. Es decir, improvisar cada momento hacía que me sorprendiera continuamente.

Así que, si os gusta algo arriesgado, fresco e improvisado solo tenéis que preguntarme. Estaré encantado de hablar con vosotros.

El Estilo

¿Por qué la fotografía documental?. Porque creo que es la forma de contar las cosas de la forma más transparente posible y porque refleja toda la emoción y sensaciones reales que se viven ese día.

Improvisar momentos observando de una forma diferente me parece la forma más creíble de obtener recuerdos sinceros. ¿No os parece difícil planificar un beso de verdad?. Sinceramente, preferiría que no me diera cuenta. Eso sí sería real.

Viajar documentando historias de parejas por donde sea es una de las cosas que más me llena. Por un lado, conocer lugares diferentes siempre hace que te inspire, pero lo más importante, es conocer a personas que quieren que cuentes su día con sinceridad y confianza. Eso es un orgullo y un honor.